Somos mahou san miguel

Transparencia y buen gobierno


Contamos con casi una treintena de políticas enfocadas a establecer procesos éticos y transparentes en cuatro grandes bloques: Negocio, Responsabilidad Corporativa, Gobierno Corporativo y de Riesgos. De esta forma, nos aseguramos de que nuestra actividad se desarrolla en base a los principios de integridad y honestidad que forman parte de nuestra identidad.


bloque1_foto1.14

Código de conducta

Establece las pautas, valores y principios por los que ha de regirse el comportamiento de las personas de nuestra organización en sus relaciones internas y externas, tanto en lo que se refiere a la actividad laboral como con los grupos de interés y la sociedad en general.

Además, recoge los principios de no contratación a menores, de libertad de asociación y derecho de negociación colectiva, de rechazo explícito a trabajos forzosos o realizados bajo coacción, entre otros. Un compromiso que compartimos todos los profesionales de Mahou San Miguel así como nuestros proveedores y clientes.

Código de conducta de proveedores

Velamos porque todas aquellas empresas que colaboran con nosotros desarrollen su actividad en el marco de una probada Responsabilidad Social Corporativa y Ética empresarial. Por ello, además de disponer de una Política General de Compras, tenemos un Código de Conducta para Proveedores. En la Política General de Compras se establecen, entre otros, los siguientes fundamentos:

  • Asegurar la transparencia y no discriminación, estableciendo unos estándares profesionales honestos y abiertos.
  • Impulsar el cumplimiento riguroso de las condiciones contractuales, la legislación vigente y la normativa y procedimientos aplicables, sobre todo, en lo referente a derechos humanos, aspectos laborales, prevención de riesgos laborales, calidad, seguridad alimentaria y medio ambiente.
  • Promocionar relaciones comerciales estables que estén basadas en la exigencia de la máxima calidad, la transparencia, la mejora continua y el beneficio mutuo, impulsando actividades de innovación y desarrollo.

Comite ético y de cumplimiento

En 2016, creamos el Comité Ético y de Cumplimiento cuyas funciones son, entre otras:

  • Desarrollar y difundir el contenido del Programa de Prevención de Irregularidades y de Cumplimiento Normativo.
  • Controlar y vigilar el cumplimiento de las Políticas Generales, de las normas de desarrollo y, en especial, el de la Ley.
  • Identificar actividades de la empresa en cuyo ámbito puedan cometerse actividades delictivas.
  • Actuar como canal de denuncia, dirigir las investigaciones internas y proponer la imposición de sanciones disciplinarias.
  • Instaurar un sistema de integración y correlación entre el Mapa de Riesgos Penales y Reputacionales de Mahou San Miguel y los controles y medidas adoptadas para su mitigación.

Plan de prevención de delitos

El Consejo de Mahou San Miguel aprobó en 2018 el Plan de Prevención de Delitos, que se suma a las Políticas Generales que luchan contra la corrupción, soborno y blanqueo de capitales, entre otros temas. Además, disponemos del Canal de denuncias por el que se puede poner en conocimiento del Comité Ético cualquier infracción de las Políticas Generales y otras normas internas.

Formamos parte del comite ejecutivo de la red española del pacto mundial de la ONU

bloque1_foto1.13f

Y estamos comprometidos con:

  • La gestión sostenible de los recursos naturales.
  • La igualdad de oportunidades y la no discriminación.
  • La defensa de los Derechos Humanos
  • La lucha contra la corrupción empresarial

Todos estos aspectos están recogidos en nuestras Políticas Generales y Código de Conducta (que está publicado en nuestra web y en nuestra intranet) y cualquier incumplimiento puede ser puesto en conocimiento a través del canal de denuncias gestionado por el Comité Ético y de Cumplimiento. Cualquier incidencia recibida es analizada y se abre la correspondiente investigación. Hasta la fecha, no se ha recibido ninguna denuncia relacionada con la vulneración de los Derechos Humanos.

Asimismo, Mahou San Miguel está sujeta a la normativa europea que se sustenta en el cumplimiento de los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo lo cuales aluden, entre otros factores, a la no vulneración de los Derechos Humanos y al respeto de la libertad de asociación y el derecho a la negociación completiva.